Marcelo Longobardi: “Javier Milei no es liberal, es un ultraconservador que puede derivar en autócrata”​

El periodista Marcelo Longobardi criticó con énfasis al presidente Javier Milei en una entrevista que le realizó su colega y columnista de LA NACION Jaime Bayly. “Milei no es liberal, es un ultraconservador. Repite cuatro o cinco frases hechas, diez como mucho, de Murray Rothbard, un chanta, y también de otra gente menos chanta como [Ludwing von] Mises o [Friedrich] Hayek. Pero repite cuatro o cinco frases hechas todo el tiempo. Él está mucho más cómodo con Marine Le Pen que con Barack Obama. Es un tipo muy ultraconservador”, afirmó el conductor radial y televisivo.

Longobardi sostuvo que “él [Milei] tiene en la cabeza una suerte de utopía retrospectiva en la que imagina que la Argentina debe volver a aquello que fue en 1880: un país agroexportador”. Y ejemplificó: “Como dijo el diputado “Bertie” Benegas Lynch hace pocos días: ‘Bueno, si los padres prefieren mandar a sus hijos a trabajar al taller y no a la escuela es una libertad de los padres’”.

“Es un comentario oligárquico”, calificó los dichos del hijo de Alberto Benegas Lynch. “Es una palabra que yo no uso jamás”, añadió en la entrevista que se realizó en Mega Tv y explicó su visión: “Tenemos una sociedad muy fragmentada en donde hay algunos tipos que ganan mucha plata con los bonos y bueno, que los padres manden a los hijos a trabajar y que no estudien, eso es la libertad individual”.

Longobardi recordó que lo llamó “lunático” antes de que llegue al Ejecutivo y alertó: “Estamos frente a la perspectiva de un autócrata”. “¿Podría desbordar los limites de la democracia misma, de las instituciones independientes?”, preguntó Bayly. “Sí, creo eso”, respondió el periodista argentino.

“Milei no es un liberal, es un ultraconservador”.

Una de las definiciones que quedaron de mi conversación con @BaylyTVOficial1 pic.twitter.com/ds1Dc7QdO3

— Marcelo Longobardi (@LongobardiM) June 26, 2024

“Primero hay que entender de dónde aparece Milei: es el resultado de un colapso. El orden político que gobernó la Argentina durante 20 años entre Kirchner y Macri. Ahí aparece Milei como algo que capitaliza ese colapso acompañado por un clima de época. ¿Cuál es el clima de época? La ira. Milei utiliza la ira como nadie, como un gran insumo de la política”, describió.

Para el periodista, “La Argentina es un país precursor, anticipatorio”. “Lo fue con Raúl Alfonsín cuando América Latina volvía a la democracia. Alfonsín encarnó ese clima de época. Ocurrió con Carlos Menem cuando América Latina empezó a modernizarse. Ocurrió con Néstor Kirchner que fue la cabeza de un clima de época, chavista, de una América Latina flotando sobre los dólares de Chávez y la soja de la Argentina”, sumó y afirmó: “Ese clima de época hoy no es ni la democracia ni el capitalismo de Menem ni el chavismo de Kirchner, es la furia”.

Longobardi, luego, aseguró que “Milei tiene una enorme responsabilidad porque detrás de él no hay nadie”. Y añadió: “Si Milei tiene un problema, la Argentina política está volada en pedazos. El peronismo está volado en pedazos, Macri se ocupo personalmente de dinamitar lo que se llamó Juntos por el Cambio. Están todos peleados, los radicales también están peleados entre ellos”.

“Es Milei o el abismo hoy en día en la Argentina y eso le da a Milei una gran responsabilidad”, subrayó. Y rememoró una entrevista que le realizó el periodista Jorge Fontevecchia en el diario Perfil. “Él me decía ‘has hecho un viaje a la inversa que todo el mundo: vos eras un liberal, liberal, liberal y con el tiempo te has vuelto más heterodoxo’. Y naturalmente. Me parece que es un viaje lógico. Estoy mucho más abierto hoy en día”, dijo.

El conductor agregó: “Mi experiencia con CNN me sirvió, traté de captar otras cosas, he viajado mucho, me he vuelto más pragmático y menos fundamentalista. A Jorge le llamaba la atención eso y por qué no apoyaba a Milei siendo que yo me había criado en las ideas de Hayek, diez años antes de que Milei lea a Hayek”. “Le dije: ‘Mirá, Jorge, me parece un lunático”, recordó.

“Te cuento las últimas extravagancias de Milei que sobrepasan el nivel de lunático”, dijo y comenzó a enumerarlos: “Ha tenido unos brotes místicos muy interesantes. Hace poco tiempo se creía Moisés. Ahora lo sustituyó por otros planteos mas terrenales, pero se autodefinió como el tipo más importante del mundo”, expresó ante la risa de Bayly.

“¿Viste la idea de la patrulla perdida?”, preguntó Longobardi y continuó: “Él supone que el comunismo es algo que está al acecho de la humanidad, está esperando que el comunismo los atrape a todos y está luchando contra el comunismo. Él no distingue entre comunistas, socialistas, socialistas democráticos… son todos comunistas. Una cosa macartista. Su discurso en el Foro de Davos fue patético, donde él exhibe ante el mundo económico occidental su preocupación por el comunismo”.

Longobardi siguió: “Él supuso el otro día, y lo dijo, que su discurso en Davos había dado vuelta la elección parlamentaria europea”. “Se postuló al Nobel de Economía desde la República Checa…”, concluyó el periodista ante un risueño Bayly.

​ El periodista afirmó que el Presidente está mucho más cómodo con “Marine Le Pen que con Obama”; sostuvo que “ha tenido brotes místicos” y consideró que “tiene una gran responsabilidad”, ya que la oposición prácticamente no existe  Política 

Leave a Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *